© 2019 GRACIE BARRA EN ARGENTINA. 

CÓDIGO DE CONDUCTA

Las escuelas de Gracie Barra son un ambiente seguro y acogedor que fomenta el éxito

  1. Fraternidad: Instructores de GB reforzarán el espíritu familiar entre los estudiantes, padres y otros instructores. Su actitud debe ser siempre positiva y cooperativa para canalizar su energía creativa hacia el fortalecimiento y el crecimiento de nuestra familia, siempre poniendo al equipo frente a las necesidades egoístas individuales.

  2. Cooperación: Los instructores de GB deben fomentar y reforzar un entorno de cooperación dentro y fuera del dojo. Deben asegurarse de que el ámbito competitivo esté restringido a los torneos, así como a la actitud de los competidores. Deben hacer que los estudiantes entiendan que el progreso no se refleja en su capacidad para superar a un compañero de entrenamiento o un oponente competitivo, sino que se refleja en su capacidad para participar en una experiencia de entrenamiento cooperativo donde el ganador es quien más aprende.

  3. Disciplina: Los instructores de GB deben disciplinar constantemente a los estudiantes pero nunca castigarlos. Deben hacer que los estudiantes entiendan que sin disciplina no hay dominio, ni en Jiu-Jitsu ni en la vida, y que sin la disposición al sacrificio, la excelencia simplemente no es posible.

  4. Respeto: Los instructores de GB deben reforzar que los estudiantes deben actuar con calidez e igualdad entre ellos, independientemente de sus diferencias de raza, credo, género, nacionalidad, etc. La jerarquía de los rangos de cinturón debe respetarse y la autoridad del Cinturón Negro debe ser sinceramente reconocida.

  5. Mejora y crecimiento continuos: los instructores de GB deben reforzar que Jiu-Jitsu es un viaje de por vida sin punto final. Los estudiantes deben percibir el Cinturón Negro como su objetivo mínimo y que su progreso representa un compromiso cada vez mayor con su crecimiento como practicantes y seres humanos de Jiu-Jitsu.

  6. Liderazgo: Los instructores de GB deben liderar con el ejemplo, la amabilidad y el cuidado. La autoridad formal siempre estará respaldada por su autoridad moral basada en una actitud positiva, cooperativa y constructiva hacia los estudiantes y otros instructores.

  7. Inspiración: Los instructores de GB comprenderán su importancia en la vida de los estudiantes como modelos a seguir, así como su responsabilidad para sacar lo mejor de cada persona.

  8. Disfrute: los instructores de GB enseñarán una clase como un privilegio y nunca lo tomarán como una carga. Cada clase es la realización de un sueño, el trabajo de la vida del instructor. Deben disfrutar cada minuto y enseñar como si fuera la última oportunidad de cambiar la vida de los estudiantes para mejor.